Moais Isla de Pascua, Chile
You are in:

COMPROMISO MUNDIAL EN ROMA CONTRA LA MALNUTRICION

El embajador Fernando Ayala intervino como jefe de la delegación que integraban los doctores Enrique Accorsi y Tito Pizarrro del Ministerio de Salud, en la Asamblea  de la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2),  organizada conjuntamente por la FAO y la OMS en Roma del 19 al 21 de noviembre de 2014, para abordar los múltiples desafíos que representa la malnutrición en todas sus formas. También fijó la posición de Chile, el Dr. Tito Pizarro presidiendo una de las mesas del evento sobre “Nutrición en todas las políticas”.

 

En el discurso en la Asamblea, se  destacó que ¨al igual que la desnutrición, la obesidad produce un grave impacto en salud porque constituye causa de muerte, enfermedad y discapacidad. En Chile hoy la desnutrición infantil no asciende a más de 0,5%. Sin embargo, muere 1 persona obesa por hora y más del 60% de nuestra población sufre malnutrición por exceso. Su enfrentamiento no debe diferir del que realizamos para el combate de la desnutrición. Las determinantes sociales de la malnutrición por exceso también son la pobreza, falta de educación, de disponibilidad y accesibilidad a los alimentos¨

 

¨En Chile hace más de 15 años que se vienen implementando políticas poblacionales e intersectoriales de promoción de salud para la disminución de la obesidad. En un contexto sociocultural y ambiental que limita las posibilidades de elecciones más saludables, por lo que no se ha conseguido el resultado esperado. El cambio de paradigma que debemos adoptar y hoy comprometemos es incorporar políticas públicas que modifican los entornos para facilitar los cambios de conducta.  Mejorar la información a los consumidores a través de etiquetado nutricional en la cara principal de los alimentos; restricciones de la publicidad de los alimentos dirigida a los niños; intervenciones estructurales en establecimientos educacionales tales como prohibición de venta de alimentos con exceso de energía, sodio, azúcares y grasas saturadas y trans; aumento de horas y espacios para actividad física; potenciar políticas de fomento agrícola y pesquera que permitan mayor disponibilidad de productos propios de nuestra cultura y economía, generando un circulo virtuoso de desarrollo económico y social, saludable. Un cambio necesario que debemos incentivar es disminuir significativamente el contenido de energía, azúcares, sodio, grasas saturadas y trans en los alimentos procesados¨.

Finalizo el jefe de la delegación señalando que ¨ Chile se compromete a implementar e impulsar estos cambios estructurales desde los distintos ámbitos del Estado y con la participación de todos los sectores, público, privado, académico y ciudadano¨. (Discurso completo)

Declaración de Roma sobre Nutrición

 

En su declaración final, la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) reafirmó

¨el derecho de todas las personas a tener acceso a alimentos sanos y nutritivos suficientes, en consonancia con el derecho a una alimentación adecuada y con el derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre de conformidad con el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y otros instrumentos pertinentes de las Naciones Unidas¨.

 

Por lo mismo, reafirma que ¨la eliminación de la malnutrición en todas sus formas es un imperativo por razones sanitarias, éticas, políticas, sociales y económicas, con especial atención a las necesidades particulares de los niños, las mujeres, los ancianos, las personas con discapacidades y otros grupos vulnerables, así como las personas afectadas por emergencias humanitarias¨

 

Destaca asimismo que ¨las políticas de nutrición deberían promover una alimentación diversificada, equilibrada y saludable en todas las etapas de la vida¨  y que ¨es necesario potenciar el papel de los consumidores mediante información y educación sobre salud y nutrición mejoradas y basadas en datos objetivos para hacer posible la adopción de decisiones informadas sobre el consumo de productos alimenticios a fin de seguir prácticas alimentarias saludables¨, reconociendo que “los gobiernos deberían proteger a los consumidores, especialmente los niños, de la promoción y la publicidad inapropiadas de alimentos

 

Para hacer frente a todas las formas de  malnutrición, entre otros,  se establecieron  como compromisos para la acción:

-       Mejorar la nutrición fortaleciendo las capacidades humanas e institucionales para hacer

frente a todas las formas de malnutrición a través de, entre otras cosas, la investigación y

el desarrollo científicos y socioeconómicos pertinentes, la innovación y la transferencia

de tecnologías apropiadas en términos y condiciones mutuamente convenidos.

 

-       Elaborar políticas, programas e iniciativas para garantizar una dieta sana durante toda

la vida, a partir de las primeras etapas de la vida hasta la edad adulta, en particular de

personas con necesidades nutricionales especiales, antes y durante el embarazo,

especialmente durante los primeros 1 000 días, promoviendo, protegiendo y apoyando la

lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses y la lactancia materna

continuada hasta los dos años de edad y posteriormente con una alimentación

complementaria adecuada, la alimentación saludable de las familias, y en la escuela

durante la infancia, así como otras formas especializadas de alimentación.

 

-       Facultar a las personas para adoptar decisiones informadas sobre los productos

alimenticios ?y crear un entorno favorable a tal fin? con objeto de seguir prácticas

alimentarias saludables y prácticas adecuadas de alimentación de lactantes y niños

pequeños mediante la mejora de la información y la educación en materia de salud y

nutrición. 

Blogs