Artesanía Ancud, Isla de Chiloé, Chile
Artesanía Ancud, Isla de Chiloé, Chile

Acuerdo de Libre Comercio

El Tratado de Libre Comercio suscrito por Chile y México el 17 de abril de 1998, ha generado una zona de libre comercio, en la cual el 99,7% de los envíos a México están totalmente desgravados.

Un dato que ilustra el nivel de importancia que ha adquirido México como socio comercial, lo constituye el hecho que de los US$ 268,3 millones que alcanzaba el intercambio comercial en 1992, éste llegó el año 2008 a US$ 3.972 millones. Sin embargo, debido a la crisis global, el año 2009 disminuyó a 2.646 millones de dólares y el 2010 volvió a repuntar a 3.900 millones de dólares.

Asimismo, es importante destacar que a partir del 2 de noviembre de 2008, entró en vigencia el capítulo de compras públicas del Tratado de Libre Comercio entre Chile y México, suscrito el 28 de agosto de 2007. Con ello, además de pasar a integrar el tratado propiamente tal, se abren enormes perspectivas de colaboración en un área de gran potencial.

Las negociaciones respecto del capítulo de las compras públicas, encuentran su fundamento en el artículo 20-08 (c) donde se estableció el compromiso de iniciarlas luego de un año de vigencia del Tratado de Libre Comercio, siendo el cumplimiento de este compromiso postergado en varias oportunidades. En enero de 2001 se iniciaron conversaciones preliminares para dar cumplimiento a lo estipulado y, luego de varias rondas de negociación, en marzo de 2007 se concluyó con la revisión legal y con el acuerdo sobre el texto del protocolo de incorporación de dicho capítulo al TLC. Con fecha 28 de agosto de 2007 se procedió a la firma de este acuerdo entre el Embajador de Chile en México y el Secretario de Economía mexicano.

Por muchos años, tanto el sector privado como público, han evaluado muy positivamente el TLC entre Chile y México. En efecto, este Acuerdo no sólo ha creado comercio, sino también una institucionalidad que ha permitido resolver los conflictos.

En este marco, el TLC crea una serie de instituciones responsables de implementar los distintos capítulos y disciplinas del Acuerdo. La Comisión de Libre Comercio (CLC), es la máxima instancia bilateral encargada de administrar el TLC. Las demás instituciones, dependientes de la CLC son: el comité de comercio de bienes, el comité de medidas sanitarias y fitosanitarias (ambos con sus respectivos subcomités), el comité de medidas relativas a la normalización, el comité de inversión y comercio transfronterizo de servicios, el comité de transporte aéreo, el comité de entrada temporal, el comité de comercio y competencia y el comité consultivo de controversias comerciales privadas.

Gracias a esto, la institucionalidad del TLC ha funcionado fluidamente lo cual ha permitido canalizar los temas bilaterales en forma eficiente y seguir perfeccionando y profundizando la relación entre estos países.